¿Qué comer después de hacer ejercicio?


Todo va perfecto con tus rutinas y has estado comiendo healthy, ¡muy bien! pero tu esfuerzo no termina ahi. De hecho el bienestar para tu cuerpo no termina cuando termina tu ejercicio, aún hay cosas importantes que tomar en cuenta. ¿Qué viene después? Comer.

La comida que eliges es importante, pues hay ciertos alimentos que son ideales para consumirse después del ejercicio para reponer la energía perdida y con proteína para integrarse al músculo.

Todos ellos cumplen con funciones específicas para que no existan descompensaciones causados por tus rutinas y con el fin de que al siguiente día puedas continuar con tu día a día. Los profesionales de la nutrición saben que necesitas y en que momento puedes necesitar algunos alimentos más que otros.

¿Qué comer después de hacer ejercicio?

1. Huevo: La proteína y los carbohidratos son los alimentos claves para consumir después de una rutina de ejercicio. El huevo tiene únicamente 70 calorías y 6.3 gramos de proteína ¡Muchísimo!. Eso sí, no dejes que las películas de Rocky te engañen, el huevo crudo no tiene ventajas sobre el huevo cocido. El huevo cocido te permite absorber casi la doble cantidad de proteína sobre el crudo.

2. Quinoa: Para cubrir tu dosis de carbohidratos el arroz integral no es mala opción, pero un alimento que tiene más vitaminas y nutrimentos es la quinoa. Contiene más proteína y fibra que el arroz, y requiere menos tiempo para su preparación.

3. Jugo de naranja: En lugar de tomar una bebida energética elige el jugo de naranja. Es rico en vitamina C y contiene más potasio que las bebidas comerciales, las cuales están diseñadas para consumir durante el ejercicio, no después. El potasio es un electrolito importante porque ayuda al cuerpo a restaurar sus niveles de electrolitos.

4. Plátano: Los plátanos son altos en “buenos” carbohidratos, aquellos que necesitas después de tu rutina de ejercicio. Sus carbohidratos de acción rápida te ayudan a restaurar los niveles de glucógeno, lo cual ayuda a reparar los músculos. También es una buena fuente de potasio.

5. Salmón: No solo vas a recibir una gran dosis de proteína, también los omega-3 dentro del salmón te ayudan a reparar los músculos y aumentar el rendimiento.

6. Moras: estas pequeñas frutas te dan un boost antioxidante. Hay estudios que demuestran como las moras pueden triplicar la recuperación muscular después de un entrenamiento intenso.

7. Hummus con pan pita: Fácil de preparar y buena opción vegetariana, al preparase con garbanzos el hummus contiene tanto carbohidratos como proteína. El pan pita ayuda a mantener los niveles de energía por mucho tiempo después del ejercicio.

El hummus de chipotle es una deliciosa opción.

8. Frutas deshidratadas y nueces: Si no tienes mucho tiempo para comer, un puño de esta botana es más que suficiente para cumplir con tu dosis de proteína y carbohidratos.

9. Piña: La piña contiene bromelina, un anti-inflamatorio natural que ayuda a curar moretones, torceduras e inflamación. También es alta en vitamina C.

10. Camote: El camote contiene una buena cantidad de carbohidratos a parte de una alta variedad de vitaminas y nutrimentos, particularmente vitaminas B6, Cm D, magnesio y potasio. Además de que en México se consigue muy fácil.

11. Kiwi: Alta cantidad de vitamina C y potasio en una porción pequeña. También es una buena fuente de antioxidantes, los cuales ayudan a combatir el dolor muscular.

Te interesa: Los mejores alimentos antioxidantes

12. Agua: Esta puede parecer un poco obvia, la mala hidratación es un error común al realizar ejercicio. Para sentirse bien y lleno de energía debes sustituir cada gramo perdido con 2-3 vasos de agua.

Lo más importante, come algo después del ejercicio. Tu cuerpo usa mucha energía durante el ejercicio, si no se recupera la energía perdida, los músculos no se recuperan de manera adecuada y todo tu esfuerzo no vale la pena. Para mejor aprovechamiento los alimentos deben ser consumidos dentro de la hora posterior al ejercicio.

Recuerda, una pequeña cantidad de alimento en los 15 minutos posteriores al ejercicio hacen una gran diferencia.

Fuente: Instafit

Entradas destacadas